InicioOrto VitalityCarta a un amigo en su batalla contra el ELA

Carta a un amigo en su batalla contra el ELA

15 Mar, 2016

En:Orto Vitality

Compartir

Carta amigo batalla ELA

Quiero dedicar esta publicación a un cliente al que siento amigo y que va, ya no se si en mi mente o en mi corazón.

Con él he conocido esta enfermedad tan ruin y mezquina como es la E.L.A. y gracias a él valoro la vida, lo mucho que tenemos y lo poco que lo apreciamos cuando lo tenemos y los mucho material que nos sobra. Cada día es un logro, una superación y una aceptación constante de un nuevo deterioro diario y EL jamás ha mostrado un semblante de queja, de tristeza, de desesperación.  Cada día es un regalo para él y así lo vive. Y aún siento que lo tiene todo porque está rodeado de amigos y familiares, de cariño, de atenciones, de oraciones, de esperanza.

La ELA, afecta a 3.000 españoles. La Esclerosis Lateral Amiotrófica es una dolencia neurológica, crónica, degenerativa y sin cura conocida.
Esta enfermedad afecta a las células nerviosas del cerebro y causa debilidad y atrofia progresiva de los músculos voluntarios, encargados de accionar los brazos, la garganta y los músculos respiratorios, entre otros, mientras que el intelecto se mantiene intacto.

Mi intención no es hablar de los primeros síntomas, de tratamiento, de terapias… si no de sentimientos encontrados por la enfermedad.

¿Como piensa mi amigo ante su futuro?, ¿como lleva la falta de libertad, la dependencia para comer, para su aseo personal, para secar una lágrima? ¿A donde van sus lágrimas?

Me pregunto cómo logra ocultar sus emociones, sus miedos, su percepción de la muerte. ¿La verá cercana? No sé si se desespera. Cada día que le veo me sorprendo, por la rapidez con la que trabaja esta enfermedad, y me sorprende su entereza, su forma de aceptar, conocedor absoluto del proceso degenerativo de su enfermedad.

Su fuerza está en su FE.  Lo se. Y en la de  cientos de personas que rezan por él.

Gracias Amigo por enseñarme lo grande que es cada día en la vida y lo mucho que desperdiciamos e ignoramos la mayoría de las cosas que pasan por delante de nosotros sin darnos cuenta, siempre buscando la felicidad cuando la felicidad está dentro de nosotros mismos

Carmen